Bodega Monasterio de Corias


“La bodega, recupera la antigua tradición benedictina de elaborar vino en sus monasterios”

La historia del Monasterio de Corias está unida desde su fundación al cultivo de la vid y a su desarrollo en la comarca y no solo el cultivo era importante, la elaboración de vino daba forma al trabajo desarrollado con paciencia por los monjes en el viñedo que lo rodeaba.

Dentro de la finca que encierra el Monasterio, con sus viñedos recuperados, la bodega, después de un abandono de muchos años, vuelve integrada en el entorno que la rodea, contando con unas perfectas condiciones ambientales que se complementan con un moderno equipamiento que permite una cuidada, personalizada y mimada elaboración de los vinos que de ella salen.

Viñedos, bodega de elaboración, bodega de crianza, sala de catas…conforman la recuperada bodega del Monasterio de Corias donde el cuidado de la vid, su esmerada vendimia y elaboración recuperan los olvidados y singulares vinos de cangas.