UN BRINDIS POR EL AMOR: VINOS PARA CELEBRAR SAN VALENTÍN

181
UN BRINDIS POR EL AMOR: VINOS PARA CELEBRAR SAN VALENTÍN

Era la noche más fría de aquel invierno. Paradójicamente, la más fría y la más cálida. Era 14 de febrero. Habían quedado para encontrarse y celebrar juntos este San Valentín, planeando desde hacía semanas esta cita especial. Querían que fuera perfecta. Sin embargo, no hacían falta mesas decoradas con velas ni pétalos de rosa. Ni siquiera luces tenues ni una sesión nocturna de cine clásico romántico. Simplemente un sorbo de vino. De esos que son como un beso suave y apasionado en los labios. El brindis perfecto: una historia de amor en una copa de vino. 

Porque San Valentín se puede disfrutar de muchas maneras y no diremos aquí que ninguna es mejor que otra, pero por preferencia, en AV Vinos apostamos por una propuesta repleta de sabores y aromas nuevos que, estamos seguros, harán que tu velada sea inolvidable. Desde un suave y afrutado rosado hasta un intenso y elegante tinto. Hay un vino perfecto para cada ocasión y paladar. Para celebrar este San Valentín os dejamos por aquí dos blancos, dos tintos y dos rosados perfectos para brindar por este 14 de febrero. Y no solo eso, el plan gastronómico perfecto para maridar esta velada.

DOS VINOS BLANCOS PARA CELEBRAR SAN VALENTÍN

Bermejo Malvasía Volcánica Seco

Hacemos un viaje a las Islas Canarias. ¿A quién no le apetece eso? En este caso, y para ello, no tenemos que salir de nuestra ciudad. Nos podemos traer Lanzarote a nuestra mesa a través de una copa de Bermejo Malvasía Volcánica Seco. Un vino único y elegante, con aroma a frutas tropicales y sabor fresco y equilibrado, con matices de limón y mango. Con paso suave y glicérico entre recuerdos de limón, hierba seca y piel de melocotón llega a un final largo y muy varietal. Su conexión con la tierra volcánica, con las viñas enterradas en un paisaje lunar, le otorga un carácter aún más distintivo que lo hace ideal para maridar con platos especiales en esta cita ineludible de febrero. Si queremos poner el broche de oro, cocina unas ‘papas arrugás’ y combínalo con algún queso canario que os ayude a transportaros a esta isla del archipiélago. También lo puedes acompañar de alguna de estas otras sugerencias: mariscos como langostinos, vieiras o pulpo a la plancha; ensaladas frescas, de rúcula, tomate y queso; pescado blanco acompañado de verduras asadas sería otra excelente elección. 

Pincerna Albarín Blanco

“Servirse una copa de vino Albarín Pincerna es como tener en la mano una fruta que huele a flores”. Así lo dice su enólogo. De la variedad Albarín solo hay 65 hectáreas en todo el mundo. Esto le da el suficiente valor como para convertirlo en una de las opciones más especiales para brindar este San Valentín. Pincerna Albarín Blanco es un vino que se caracteriza por su frescura y elegancia, con notas afrutadas y florales -amplio registro de frutas tropicales, piña, mango, con toques cítricos de flor de azahar- que lo hacen perfecto para maridar con una gran variedad de platos. Te recomendamos hacerlo con una deliciosa tabla de quesos, especialmente quesos suaves. También puedes acompañarlo con mariscos para realzar sus sabores frutales y refrescantes. Otra opción es maridarlo con un plato de pescado blanco como lubina o lenguado, complementando a la perfección los sabores suaves y delicados del pescado. ¿Y si te decimos que este vino marida perfectamente, también, con la pasta? Sugerencia: hazlo con unos espaguetis vongole.

DOS VINOS TINTOS PARA BRINDAR ESTE 14 DE FEBRERO

El Primer Beso

¿Recuerdas tu primer beso? Esa sensación de cosquilleo en la piel que roza la magia. Los nervios que se desprenden de la incertidumbre de no saber qué, ni cómo, ni porqué, pero ¡qué momento inolvidable! Cada cual puede describir su primer beso de una u otra manera, de una y mil formas. Así se siente en boca el vino de su mismo nombre. Intenso, con potencia pero con elegancia y finura a la vez. Ribera del Duero nos sorprende con este vino que nos evoca esas primeras veces. El Primer Beso es de color rojo picota con reflejos violáceos, aromas de recuerdo de los lagares. Este beso se describe ligero y agradable, pero con una explosión en boca de fruta negra madura, redondo, equilibrado, sutil, elegante. Un vino que hace honor a su nombre, desde el primer sorbo, al igual que el primer beso, no lo podréis olvidar. Podréis catar 100 vinos, pero este será inolvidable. La experiencia gastronómica se puede maridar con pescados azules y/o carnes rojas. Intentadlo con una receta de magret de pato o un carpaccio de carne roja no muy sazonado. ¡Os encantará!

Pasión de bobal

Y de ese primer beso, inocente y tranquilo, nos sumergimos en la pasión. Desbocada y ardiente. Vino goloso en boca, con personalidad y con garra, pero, también, con un buen equilibrio entre acidez, fruta y barrica. Muy sabroso, frutoso, de taninos esféricos, buena acidez y ligeros toques de vainilla, humo y tostados. Así es Pasión de Bobal, un vino fácil de beber que marida con carnes (entrecot o solomillo), quesos fuertes (manchego o cabrales), patés…Te recomendamos maridarlo con una deliciosa tabla de embutidos ibéricos, con jamón serrano y chorizo. La intensidad y complejidad del Pasión de Bobal se complementará a la perfección con los sabores ahumados y salados de los embutidos. Aunque para ser honestos, y teniendo en cuenta que es un vino del levante español, de una zona cercana a Valencia, no podemos evitar proponeros disfrutar de un arroz al horno mientras dejáis que la pasión conquiste vuestra velada. 

DOS ROSADOS PARA QUE FLUYA EL AMOR EN SAN VALENTÍN

Quelías Rosé

No subestimes el flechazo de un buen rosado ni le digas que no a un buen lío con Quelías. El vino Quelías Rosé es una excelente opción para celebrar San Valentín. Este vino, moderno y expresivo, se caracteriza por su frescura y ligereza, con un largo recuerdo en boca con notas frutales y florales que lo hacen perfecto para maridar con una variedad de platos exquisitos. Ensalada de fresas y queso de cabra, por ejemplo. La acidez y frescura del Quelías Rosé complementará a la perfección los sabores dulces y cremosos de la ensalada, creando una combinación deliciosa y refrescante. También puedes acompañar este vino con un plato de sushi o ceviche, aunque una de nuestras opciones preferidas es con un buen pescado a la brasa. Otra opción ideal es un postre de frutas rojas, como fresas o frambuesas. La frescura del Quelías Rosé se complementará a la perfección con los sabores dulces y ácidos de las frutas, creando un final perfecto para vuestra cena romántica.

Pago de Cirsus Rosé Gran Cuvée Especial

El vino Pago de Cirsus Rosé Gran Cuvée Especial es una excelente elección para celebrar el día de San Valentín. Este vino rosado se caracteriza por su elegancia y complejidad, con notas frutales y florales; con 3 meses de crianza en barrica. Ligero, elegante y equilibrado. Rompe los esquemas, arriesga, salte de lo establecido. Este rosado te ayudará a amar este estilo de vinos. Para disfrutar al máximo y exprimir esta experiencia, recomendamos maridarlo con un plato de Carpaccio de salmón ahumado. La frescura del Pago de Circus Rosé Gran Cuvée Especial realzará los sabores delicados y ahumados del salmón, creando una combinación exquisita en el paladar. También puedes acompañar este vino con un Carpaccio de lubina, una de nuestras opciones preferidas, o una tabla de quesos suaves, como el queso Brie o el queso Camembert. La complejidad del Pago de Cirsus se complementará a la perfección con los sabores cremosos y suaves de estos quesos, creando una armonía perfecta en cada bocado. Otra opción ideal para maridar este vino en San Valentín es un plato de Risotto de espárragos. La estructura y persistencia del vino realzará los sabores intensos del risotto.

Nuestra propuesta final: dejaros seducir por los colores, aromas y sabores de estos vinos cuidadosamente seleccionados para vosotros. Disfrutad de cada sorbo como si fuera un beso apasionado, dejando que vuestros sentidos se embriaguen con la magia del vino.

54321
(0 votes. Average 0 of 5)