BARDOS VILLÁLVARO


D.O. Ribera del Duero
Bodega Bardos
-
12 meses en una tina de 5.000 litros de roble europeo
Tinta Fina (Tempranillo)
14,5% Vol.
75 cl
-
 
 

Más Información


Viñedo: Pequeñas parcelas a casi mil metros de altitud, algunas con sólo 2 o 3 líneas, donde conviven cepas plantadas hace 80 años con otras prefiloxéricas de más de 140 años. Viñedos ubicados en el pueblo histórico de Villálvaro, el límite de la Ribera, provincia de Soria, la zona más nordeste de la denominación. Es la parte más alta y fría de Ribera debido a su cercanía a los Picos de Urbión y a las sierras de Soria, llenas de pinares. Los suelos son arenosos con un pequeño porcentaje de grava, muy drenados, pero a la vez muy frescos, ya que a un metro de profundidad se encuentra el sustrato arcillo-ferroso,que ayuda a mantener la humedad incluso en periodos muy secos.

Vinificación: Fermentación y maceración en una cuba de 9.000 kilos, a una temperatura de 28oC, durante 3 semanas. Fermentación maloláctica en tina de 5.000 litros de roble europeo

Cata


Visual: Destaca por su gran intensidad, con una capa muy alta, pero sobre todo por su luminosidad, con unas tonalidades rojizas picota y matices violáceos en el ribete acompañados con destellos azulados. Denota un carácter juvenil y fresco desde la mirada.

Nariz: Es una inspiración al mundo etéreo, al aire fresco; una combinación de flor de jazmín con notas cítricas de pomelo ácido, rodeada de un conjunto de fruta roja que caracterizan la expresión de fruta fresca y denotan una energía interior sin límites. Asoma en segundo plano una vertiente más balsámica, de eucalipto y notas de aromáticas que evocan altura y un frescor sublime. Su gran complejidad no impide que rebose franqueza y una sutileza de gran profundidad.

Boca: De entrada delicada y rebosante de energía; es el ejemplo que encumbra la elaboración moderna de los vinos finos reflejando un entorno. En su ADN lleva el equilibrio y la elegancia; es una constante durante todo su paso por boca. Las sensaciones táctiles suaves de su estructura se entrelazan con la fruta fresca, resultado del cultivo a gran altitud. Un vino que refleja a la perfección los matices de la alta montaña.