Rupestre de Alpera Reserva


D.O. Almansa
Bodega Santa Cruz de Alpera
-
12 meses en barrica de roble francés y 24 meses en botella
100% Garnacha Tintorera
14,5 %
75 cl
Medalla de Plata Concours Mondial Bruxelles. Añada 2009 ./ Medalla de Oro Beverage Testing Institute. Añada 2009 ./ Medalla de Plata Concours Mondial Bruxelles. Añada 2011 ./ 90 Puntos Guia Peñin. Añada 2009 y Añada 2011 ./ Excellent GWF, Germany. Añada 2011
 
 

Más Información


Viñedo

Los viñedos para la elaboración de este vino son estrictamente seleccionados por el equipo técnico, edad, bajo rendimiento y sanidad del viñedo a si como parámetros físico-químicos de la uva son directrices en la búsqueda de la máxima calidad. Se cuidan todos los detalles desde la brotación del viñedo hasta la recolección. La vendimia se realiza en cajones de 100 kgs con una rigurosa selección en la entrada en bodega. Los viñedos son de más de 35 años.

Vinificación

Vino elaborado a partir de la variedad autóctona Garnacha Tintorera . La vinificación se realizó de modo tradicional con despalillado de uva, en depósitos de acero inoxidable con inyección de aire/nitrogeno. La temperatura de fermentación estuvo alrededor de 32ºC, con un tiempo en contacto entre pieles y mosto de 16 días. La fermentación maloláctica se realiza en barricas nuevas de roble francés de 225 litros y otras de segundo año de 300 litros para permanecer en ellas un tiempo mínimo de 12 meses. Las barricas tienen una edad comprendida entre cero y dos años, representando el porcentaje de barrica nueva un 75%. Terminando el proceso con una ligera clarificación y estabilización por frío. El tiempo mínimo en botella es de 24 meses

Edición limitada de 12.000 botellas

Cata


Vista: Limpio en fase visual de color rojo rubí con alta capa de color.
Nariz: En nariz, predominan los aromas de la Garnacha Tintorera muy madura, pomelo, pastel de higos, grosella y moras negras, mezclados con las notas balsámicas y ahumadas de la crianza.
Boca: De entrada dulce, el equilibrio entre acidez y tanicidad acentúa su persistencia, la fuerza de la Garnacha Tintorera es patente y su final torrefacto lo hacen un vino largo, la sensación final es un complejo recuerdo de frutas rojas del bosque mezclado con toques de vainilla, café y tabaco