Séptimo Sentido


SÉPTIMO SENTIDO. ¿ELIGES CIELO O INFIERNO?

Estos vinos nos invitan a recorrer dos caminos. La senda de los virtuosos, con un casto color rosado, verdoso y violáceo, con ribetes pálitos y píos. Un aroma sincero y afrutado, de generosa intensidad y humildes notas cítricas y herbáceas. En boca los sabores se revelan pacientemente y de forma equilibrada, dando paso a un final diligente y muy agradable que llena con templanza todo el cielo de la boca.

O podemos elegir la senda de los pecadores, de color verdoso, rosado e irascible violáceos, con reflejos luminiscentes y envidiosos brillos. Poseen con avaricia un aroma fresco, de intensa lujuria y toques afrutados que se combinan con notas cítricas y balsámicas. Sus sabor es dulce y soberbio, con cierta acidez y taninos maduros y agradables que te invitan a sucumbir a una gula desenfrenada.

¿Qué eliges? ¿Cielo o infierno?